Montevideo, 3 de Abril 2020

  • °
  • H %
Agricultura, Ganadería

En 2016, la ganadería tuvo su ritmo agrícola

El valor de la soja en el mercado internacional ha provocado cambios en el negocio ganadero afectando indirectamente la evolución del precio de la carne en el mercado internacional y el precio de la hacienda gorda a nivel local. Así lo indicó a VERDE, el Ing. Fernando Indarte, Director de Indarte & Cía., quien entiende que no solo se dio un pasaje de productores agrícolas al sector ganadero, sino que además éstos “tienen un poder de reacción más fuerte” y le “han dado un empuje muy importante a los negocios de engorde a corral”.

 

“Durante el 2016 se generó un volumen muy importante de estos ganados, lo cual se vio reflejado en la faena. Vimos en agosto una faena históricamente alta de la mano de estos encierros y algo similar ocurrió en los meses posteriores. Estos son grandes cambios frente a años anteriores”.

“Al invernador fue al que más se le ajustaron los números”. De todas formas, a su entender, difícilmente se dé un pasaje de productores invernadores al sector criador. “El invernador tradicional es invernador. La cría es una actividad que produce menos dólares por ha. Y por lo tanto le pesa mucho pagar por un campo bueno”, enfatizó el operador.


Lea la nota completa en: Revista Verde Nº 58