Montevideo, 12 de Diciembre 2019

  • °
  • H %
Actualidad

El Congreso Latinoamericano de Malezas marcó las claves de manejo

El encuentro se llevó a cabo en Costa Rica, con foco en el combate a esa problemática, y contó con la participación de Rainbow Uruguay, junto a técnicos y productores locales.

De las últimas combinaciones de principios activos a los complementos con cultivos de cobertura y servicio. Del uso de la robótica en la aplicación selectiva de agroquímicos al posible efecto del cambio climático en la intensificación del problema con distintas malezas.

Esto es algo que se trajeron en el equipaje los productores y técnicos de empresas locales que acompañaron a la nutrida delegación de Rainbow Uruguay en el XXIV Congreso Latinoamericano de Malezas, que se realizó en San José, Costa Rica, entre el 5 y el 7 de junio.

José de Miquelerena, de Rainbow Uruguay, dijo a VERDE que Rainbow fue la única empresa local que viajó al congreso y para ello invitó a clientes a compartir en lo que se está trabajando y lo que se viene en el combate a las malezas, un factor clave para la sostenibilidad de la agricultura a nivel global.

Agregó que en el congreso hubo una nutrida presencia de Rainbow, con delegaciones del país anfitrión, de Guatemala, Panamá y Cuba, entre otros.

Presencia destacada

Rainbow Uruguay no solamente asistió al congreso, sino que fue aceptado un trabajo técnico realizado por la empresa con profesionales locales (en formato póster y presentación) sobre el combate de malezas con resistencia a glifosato (yerba carnicera y raigrás anual) a través de la metodología de doble golpe, utilizando productos de la compañía.

Fue, junto a la exposición de expertas de la Facultad de Agronomía, la presentación sobre la experiencia uruguaya en un congreso en que participaron destacados investigadores de Estados Unidos, España, América Central y América del Sur.

En los tres días de actividad, los técnicos de Rainbow Uruguay y la delegación de asesores y productores que los acompañaron, pudieron a través de las exposiciones, y en el insustituible mano a mano, actualizar conocimientos sobre las líneas de acción e investigación del combate contra las malezas.

Vieron experiencias de países con sistemas de producción y cultivos similares a los de Uruguay, pero también de regiones con características diferentes como, las de América Central. Para los visitantes fue revelador ver cómo se pueden aplicar a nivel local los manejos que se hacen con otros cultivos en esos países.

Junto a las exposiciones y los contactos con colegas, los integrantes de la delegación pudieron –junto a técnicos de Rainbow en otros países– recorrer cultivos para ver de primera mano los trabajos que se están desarrollando en el combate de malezas.

Como destacaron los integrantes de la delegación, hubo enfoques que ya se están dando en Uruguay, pero también avances en materia de aplicación selectiva de agroquímicos, mediante robótica, uso de herbicidas biológicos y las interacciones que se desarrollan junto al manejo agronómico de rotaciones y cultivos de cobertura y servicio.

En cuanto a lo que se viene en materia de uso de tecnología y combinación de principios activos, “se mostraron visiones hasta ahora no demasiado comentadas, como el efecto del cambio climático en la intensificación de ciertas malezas”, explicó de Miquelerena.

Se remarcó especialmente las proyecciones de un investigador estadounidense sobre cuál sería el impacto, especialmente en algunos tipos específicos de malezas presentes en su país y también en esta región.

Combinación e investigación

Los productores de Uruguay y la región enfrentan el doble desafío que significa tener los márgenes acotados –que limitan la inversión– y la creciente resistencia de las malezas a distintos productos.  En un escenario de limitado surgimiento de nuevos principios activos, “es clave intercambiar de primera mano sobre las mejores combinaciones, no solamente para atacar de la forma más eficiente las malezas sino, especialmente, para prevenir su desarrollo”, dijo el integrante de Rainbow Uruguay.

Y en ese contexto, que es complejo, entran en juego la interacción del eficiente uso de herbicidas con las rotaciones y los cultivos de servicio y de cobertura.

Rainbow Uruguay “está trabajando intensamente, no solo en la mejor combinación de los principios activos por su manejo de genéricos, sino también en líneas de investigación propias, con mezclas coformuladas de diferentes moléculas y/o su aplicación secuencial para mejorar el combate de estas problemáticas”.

Como se resalta desde la empresa y se transmite a los clientes, “el foco está en atender la mayor cantidad de variables –tipo de cultivos, suelos, manejo previo– para maximizar la inversión del productor”, concluyó José de Miquelerena.

Lo que se viene

El contacto directo con lo que se viene y nuevas ideas para desarrollar en Uruguay están dentro del bagaje de Christian Decker tras participar del XXIV Congreso Latinoamericano de Malezas, en Costa Rica, junto a Rainbow Uruguay.

El integrante de Agrofuturo remarcó las nuevas líneas de acción e investigación que se vienen trabajando para atacar a las malezas. “Se está atacando el tema no solamente con mejora en los herbicidas”, afirmó Decker. En ese sentido, “se viene el control de malezas en forma selectiva” algo que puede aumentar la eficiencia y reducir el costo.

Además de las nuevas combinaciones de principios activos, se vieron experiencias con herbicidas biológicos, en arroz por ejemplo; así como tecnológicas que sorprendieron, como el ataque a través de la aplicación de residuos con pistolas automáticas para el control de malezas.

El integrante de Agrofuturo resaltó la experiencia junto a colegas y la nutrida delegación de Rainbow Uruguay para conocer de primera mano lo que se está trabajando tanto en zonas con sistemas de producción parecidos a los locales, como en regiones con otros modelos.

Los aprendizajes no quedan en lo teórico. Decker dijo que, tras el congreso, piensa en líneas de acción local con bioestimulantes y en ensayos donde se vean los resultados en suelos, con y sin residuos de herbicidas.

Más agronomía

“Hacer más agronomía”, esa fue una idea que se consolidó en Luciano Sapelli tras participar en el XXIV Congreso Latinoamericano de Malezas.  Para el gerente técnico de PGG Wrightson Seeds, fue una instancia en que “se reafirmó que la problemática de las malezas es cada vez más grande a nivel mundial”.

Si bien, por su experiencia en el área de semillas, el foco pudo estar más en temas de rotación y coberturas, Sapelli regresó con un panorama claro respecto de lo que se viene en materia de combate a las malezas, no solamente a nivel de agroquímicos sino de nuevas tecnologías. Por ejemplo, el uso de robótica para la aplicación selectiva de herbicidas y de hasta láser para eliminarlas.

El técnico agradeció la “excelente experiencia”, tanto profesional como humana, compartida con la delegación de Rainbow Uruguay y con técnicos de la compañía provenientes de otros países.

En su regreso a Uruguay, Sapelli planteó que es claro que “hay mucho para trabajar”, con un abanico amplio de “interacciones” para el control de malezas.  Al mejor uso y combinación de principios activos en herbicidas, se suman las otras variables que requieren “hacer más agronomía”.

Y ahí juegan manejar y respetar la secuencia adecuada de rotaciones, como los cultivos de cobertura y de servicio, para prevenir la propagación de las malezas.

Usar la cabeza

«Un congreso para sacar conclusiones y reafirmar en lo que se trabaja», así vio el XXIV Congreso Latinoamericano de Malezas el integrante del departamento Técnico Comercial de DM Agro, Pablo Bayardo, quien consideró que es claro que hay mucho trabajo por hacer en el control de malezas.

“Hay que manejar con más responsabilidad el uso de herbicidas. Son herramientas buenas y útiles, pero si no las usamos bien no nos van a dar resultados”, afirmó.

Una idea que repitió fue la de “usar la cabeza” y pensar no solamente en los números actuales sino en el mediano y largo plazo, en las planificaciones de rotaciones y en los cultivos de cobertura, así como en el uso eficiente de los herbicidas.

En un contexto de márgenes apretados, quizá la inversión que se pueda hacer para prevenir las malezas pueda recortar la exigua rentabilidad, por lo que hay que conjugar las distintas herramientas de la manera más eficiente.

Bayardo remarcó que la experiencia del congreso “fue muy enriquecedora”, no solamente por las exposiciones de los expertos de alto nivel y la presentación de nuevas tecnologías e investigaciones, sino también por los “contactos” y los “vínculos personales” con colegas del continente.

Resaltó que, al ir junto a Rainbow Uruguay, pudo recorrer cultivos con técnicos de la empresa en Costa Rica.


Lee la nota completa en Revista Verde Nº 78