Montevideo, 12 de Noviembre 2019

  • °
  • H %
Actualidad

Diego Saavedra: “Estamos exportando con el mínimo valor agregado”

Diego Saavedra, gerente de Central Lanera Uruguaya, dijo que “las condiciones de costos y la competitividad del país impiden el agregado de valor”. Indicó que “a medida que se agrega valor se suman costos y eso es lo que explica por qué en la última década han desaparecidos todas las industrias textiles de Uruguay”.

Saavedra se refirió a lo difícil que es agregar valor para las industrias exportadoras uruguayas. “Cada vez que los uruguayos tocamos un producto muchas veces le estamos sacando competitividad y por eso hoy las industrias agroexportadoras estamos tan desafiadas”.

Explicó que a nivel industrial se está “en una situación extrema” y que todas las cadenas de valor “estamos exportando en el mínimo estado de agregado de valor posible ”, al respecto graficó lo que sucede con la leche, los cueros, la madera y la carne.

Sobre la cadena textil lanera, dijo que “se quedó en el primer paso que es el peinado, el hilado y el tejido son actividades que son inviables con las condiciones de competitividad y de costos internos que tiene Uruguay. Lamentablemente este es un modelo en el que Uruguay termina exportando materias primas con un mínimo procesamiento, exportando cerebros y personas porque no hay trabajo para los uruguayos”.

De todas maneras, Saavedra detalló algunas de las posibles soluciones, aunque advirtió que “ante problemas complejos las salidas no son fáciles”. En ese sentido abogó por “políticas macro económicas más ajustadas que lleven al dólar a otros niveles, políticas fiscales que castiguen menos la exportación y que no obligue a los exportadores a exportar impuestos”.

Dijo que sería bueno contar con “una política de inserción internacional diferente que no obligue a Uruguay a pagar impuestos a cada mercado que ingresa” porque en el negocio de la lana “una diferencia de 3% significa quedar fuera del negocio”.

Central Lanera tiene “la industria más moderna del país” y trabaja con capacidad plena en la planta de Florida. Saavedra explicó que “se ha planteado como una estrategia para bajar costos unitarios, pero obviamente estamos desafiados como toda la agroindustria exportadora del país”. En el último ejercicio la planta trabajó durante 11 meses, de lunes a sábados con tres turnos que alcanzan las 24 horas, “pero eso no es suficiente aún para alcanzar condiciones de competitividad deseables”.

Si bien en los último meses Saavedra reconoce que el dólar ha mejora su relación frente al peso uruguayo, “cualquier movimiento que tenga el dólar para arriba o para abajo tiene mucha incidencia, somos muy sensibles a las variaciones del dólar”, explicó.

Escuche la entrevista completa a Diego Saavedra.