Montevideo, 13 de Agosto 2020

  • °
  • H %
Actualidad

Corrigen la tributación de insumos para las fábricas locales de maquinaria

30 marzo, 2020

La fabricación de maquinaria e implementos en Uruguay ha tenido adecuaciones impositivas, destacó el ingeniero Carlos Hartwich, director de Metalúrgica Hartwich, empresa ubicada en la ciudad de Young, en Río Negro. Desde la Cámara Uruguaya de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CUFMA), “hace mucho tiempo veníamos trabajando con las autoridades de turno, para corregir una injusticia tributaria”, recordó Hartwich.

La mayoría de los insumos para la fabricación de maquinaria agrícola en Uruguay, a diferencia de la maquinaria importada, estaban gravados con IVA y además algunos tenían aranceles, lo que incrementaba el costo de la fabricación. “Prácticamente estábamos prestándole dinero al gobierno para poder fabricar. Había una discriminación hacia los fabricantes, una operación que demanda mucha mano de obra y recursos locales”, comentó.

Hartwich fue contundente al señalar que la exoneración de impuestos a la importación de maquinaria agrícola “es una herramienta importante para que el Uruguay esté en la punta tecnológica, ha sido algo beneficioso para todo el sector agropecuario, que es un sector estratégico en la economía nacional”.

El industrial destacó que esta situación se resolvió. “Si bien la ley es de principios de 2018, la reglamentación salió en 2019. Después se puso en práctica, y sobre mediados de 2019 se pudo realizar la primera importación de insumos exonerados. Desde 2020 la herramienta comenzó a funcionar de una manera ágil. Hoy está a pleno”, remarcó.

Con esta paridad de condiciones, expresó que “la industria local gana un poco más de competitividad”. Si bien reconoció que esta “no es la solución a todos los problemas, pero es un mecanismo muy interesante. Sobre todo porque la globalización hace que muchos de los insumos que se demandan se puedan traer de diversos países, como Italia, Alemania, Turquía, China, India, Brasil, Argentina y Estados Unidos. Hoy no hay en cada país un fabricante de todo, sino que los orígenes se han diversificado, y si uno quiere adquirir el mejor producto y al precio más competitivo, sabe que en el Mercosur es difícil encontrarlo”.

De hecho, en Hartwich “hace varios años que la mayoría de los insumos los adquiríamos en Argentina, pero ese país se quedó atrás tecnológicamente y perdió competitividad, entonces hemos buscado otros orígenes para mejorar costos y calidad”.

Metalúrgica Hartwich cuenta una planta de unos 3.000 metros cuadrados, además de otros 3.000 metros cuadrados de playa. En la empresa trabajan 43 personas. “Esperemos que el año acompañe. El clima y los precios han estado dispares, por más que a nivel global se ve una incertidumbre importante”, concluyó.

LOS CAMBIOS

Consultado sobre el cambio de gobierno en Uruguay, Hartwich comentó que hay “buenas expectativas. Entendemos que hay muchos anuncios o intenciones, que están en el anteproyecto de ley de urgente consideración. Veremos que sucede en el Parlamento”.

El empresario consideró que liberar el mercado de combustibles “sería muy bueno”. Añadió que eso “garantiza que el productor pueda tener un precio competitivo, más allá de si Ancap es bien o mal administrada. Serán cuestiones que las pagará Ancap o el gobierno, pero no las pagará el productor, como sucedió en los últimos tiempos”.

Hartwich ve con buenos ojos los cambios en seguridad, así como la prohibición de ocupar los lugares de trabajo. Entiende que “es un derecho que hoy se está vulnerando, sobre todo de quienes estaban en contra de una ocupación y no podían trabajar. Los pocos a favor de una ocupación impiden el derecho de la mayoría. Por algo la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que regula esto a nivel mundial, había observado a Uruguay al respecto”.

A propósito, recordó que Montes del Plata tuvo un atraso de un año en la obra de construcción de su planta industrial, que le generó un sobrecosto millonario en dólares.

Por algo, admitió, UPM incluyó este tema a la hora de acordar con el gobierno uruguayo. Aún teniendo posibilidades de buenos negocios en Uruguay, situaciones como éstas “pueden desequilibrar a cualquier empresa, así que con estos cambios y si las condiciones internas y externas acompañan, es probable que las empresas tengan más garantías e inviertan más, o se puedan atraer nuevas inversiones”.


Nota de Revista Verde N° 84