Montevideo, 19 de Junio 2019

  • °
  • H %
Empresas

CampoLimpio inauguró un nuevo centro de acopio en Lascano

Sumó 15 locales en todo Uruguay; en 2018 gestionó 1,1 millones de kilos de envases de agroquímicos y fertilizantes; y aspira a un mayor involucramiento del Estado

CampoLimpio inauguró un nuevo centro de acopio en Lascano, llegando a 15 en todo Uruguay, confirmó a VERDE Carlos García Pintos, presidente de la institución. Este centro se suma para cubrir la zona arrocera y sojera del Este de Uruguay, y cuenta con el apoyo de varias empresas y usuarios de fitosanitarios y fertilizantes.

Recordó que CampoLimpio se originó a partir de un decreto en 2013, para gestionar los envases de agroquímicos y fertilizantes, nucleando a más de 70 empresas importadoras y formuladoras de esos productos. Señaló que cerrará el año con 1,1 millones de kilos de residuos gestionados, superando los 970.000 kilos del año pasado.

“El gran desafío es la reutilización del plástico. El primer punto crítico es que el productor haga el triple lavado y lo lleve al centro de acopio. Si eso no ocurre, todo lo demás no tiene razón de ser”, dijo.

Explicó que después hay un tema de gestión, de organización y de fondos. “La industria, los distribuidores y los grandes usuarios invertiremos unos US$ 800.000 para que esto funcione. El cuello de botella final es qué hacer con ese plástico”, planteó.

Explicó que el 97% de lo recolectado se destina a madera plástica, fundamentalmente a la fabricación de piques eléctricos. “Tenemos que crecer en otras cosas, como ocurre en Flores con el Eco Parque, que cuenta con topes para estacionamientos, accesorios que compiten a buen precio, porque no sólo es un tema de conciencia ambiental, sino de costos”, admitió.

El gestionador que hace el reciclaje tiene nueva maquinaria, que les permitirá hacer postes más duros y maderas plásticas de mejor calidad. «Mi sueño es que las autoridades usen la madera plástica para señalamientos, postes de kilometraje, lomos de burro y demás. Los privados damos la señal sacando el plástico del campo, pero el Estado debe demostrar que le interesa este material”, comentó.


Lee la nota completa en Revista Verde N° 74