Montevideo, 25 de Agosto 2019

  • °
  • H %
Ganadería

INAC realizó análisis sobre exportación en pie, pero MGAP aún no tiene una resolución

Desde el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), se encargó al Instituto Nacional de Carnes (INAC) que realice un estudio técnico que arroje luz sobre el dilema de la exportación de ganado en pie y el impacto que esta tiene en la cadena ganadera, atendiendo a un pedido de la industria frigorífica que alega tener un perjuicio económico por dicha corriente comercial de animales vivos.

Frente a ese pedido, el ministro Enzo Benech recogió el guante y encomendó el estudio que “aún no recibí”, más allá de que INAC sí lo terminó. “He tenido avances del estudio, pero no tengo la versión final”, dijo al ser consultado por el programa Punto de Equilibrio.

No obstante, Benech advirtió a los frigoríficos “que aquí soluciones sencillas no hay ninguna”. El semanario Búsqueda publicó el resultado del estudio elaborado por INAC en el que se señala que “al menos 70% de los frigoríficos tuvieron resultados negativos” durante 2017 y que de acuerdo a lo que advierte INAC “se requiere una reducción de costos de 3,6%”.

Pero para Benech el problema no es la exportación de ganado en pie, “podemos discutir si prohibir o no la exportación, hasta ahora la hemos dejado abierta porque entendemos que es la mejor solución”, dijo y se refirió a que el problema debe abordarse desde la cadena en su conjunto y no desde el sector primario. “No podemos avanzar en la discusión mirando solo la actividad primaria, hay que mirar la cadena. En un país que tiene los mejores mercados del mundo para la carne vacuna y hace 25 años que la tasa de preñez es 65%, tenemos todo un desafío”, reconoció.

Agrega Búsqueda en base al informe de INAC, que la exportación de ganado en pie tiene impacto en el empleo y que “la reducción de 100.000 cabezas en la faena tendría una incidencia en la demanda de mano de obra (número de empleos en producción y en servicios) de entre 4% y 4,5% para jornadas laborales de ocho horas y siete horas, respectivamente. Esa estimación se realizó considerando la exportación de 321.000 cabezas registrada en 2017”, dice el artículo del semanario.

En ese sentido, “INAC advierte que menores niveles de faena disminuyen la demanda de mano de obra”, continúa. El artículo de Busqueda indica que “tomando como caso de análisis el ejercicio de 2017, por cada 100 animales anuales menos de faena se reduce la demanda de mano de obra entre 300 y 500 empleos por año, lo que equivale a la mano de obra directa de un frigorífico de porte mediano-grande, valora el informe de INAC”.

Benech, dijo aceptar “que me pidan regular el mercado de la exportación en pie, pero qué hacemos para tener más terneros, porque el tema es usar la capacidad industrial instalada”, sostuvo.

Por eso el ministro enfatiza en que “esos temas debemos trabajarlos entre todos, para ver cómo hacemos que la cadena sea más eficiente”, al tiempo que agregó que “la industria tiene que usar la capacidad instalada que tiene, porque si no la usa es un costo que se vuelve en contra”.

A su vez, agregó que el trabajo del gobierno es abrir mercados y el de “los trabajadores trabajar”, en alusión al problema de ausentismo que tiene la industria frigorífica. “Hay que revisar el ausentismo laboral, se los he dicho (a las industrias); no estoy hablando de los sueldos, estoy hablando de que quien está para realizar una tarea la haga”, expresó.

El trabajo de INAC agrega que “algunos frigoríficos registraron resultados negativos pronunciados y otros menos significativos. Mientras, solo cinco firmas alcanzaron un margen positivo de rentabilidad, según el estudio basado en datos de 2017”.

Escuche a Enzo Benech.