Montevideo, 12 de Noviembre 2019

  • °
  • H %
Agricultura

BASF realizó jornadas focalizadas en controlar las malezas resistentes

En Uruguay la compañía avanzó en la difusión de productos específicos para enfrentar esa problemática, y fortaleció el posicionamiento de las semillas de soja Credenz

BASF realizó una serie de jornadas focalizadas en el control de malezas, para que los productores tengan elementos que le permitan proteger a sus cultivos y encontrar soluciones a los problemas que comprometen los resultados productivos.

El ingeniero agrónomo Martín Píriz, responsable de BASF en Uruguay, dijo a VERDE que la compañía avanzó en la difusión de productos específicos para el control de las malezas resistentes y, complementariamente, se fortaleció el posicionamiento de las semillas de soja con la marca Credenz.

En esa línea de trabajo, la empresa realizó una serie de jornadas para acercar a los productores el conocimiento necesario sobre el control de malezas en la agricultura.

Agregó que, en esas actividades, especialistas de Uruguay y de la región marcaron las principales claves de manejo. Además, le permitieron a BASF presentar “su paleta completa de herbicidas, tanto en productos como en familias, con una visión de dinamismo frente a la propagación de malezas resistentes a determinadas familias de herbicidas”.

Dijo también que la situación de las malezas resistentes ha llevado a que algunos productos que se habían dejado de usar ahora se vuelvan a registrar y retornen al mercado.

“Estamos muy fuertes con un producto estrella que es el Heat, utilizado en un área agrícola importante”, señaló. Heat es empleado en el combate de las malezas más conocidas, como yuyo colorado, yerba carnicera y en hoja ancha.

Píriz remarcó que ese producto “realiza un control muy fuerte previo a la siembra de soja y también se puede mezclar con otros productos”. Explicó que esa alternativa es considerada valiosa en el sector agrícola, para atender un problema de preocupación actual como es el de las malezas, más aún en la previa a la siembra del cultivo de mayor peso en la agricultura uruguaya, como es la soja, que ocupa alrededor de 1 millón de hectáreas.

Píriz se refirió también a otra familia de herbicidas, y en ese grupo mencionó al producto Interfield, que es una herramienta empleada en la etapa previa a la siembra de soja, específicamente para el control de gramíneas y de hoja ancha.

Figuran además en la paleta de productos: Convey, utilizado para combatir el Amaranthus, Atectra BV, que es un herbicida dicamba de baja volatilidad, con una amplia difusión en Uruguay, y otros productos que se están registrando, como Herbadox y Basagran.

Ensayos

En cuanto a otros aspectos de la operativa de BASF, su gerente explicó que la empresa cuenta con un departamento técnico que “cada año hace una gran cantidad de ensayos en predios de productores…, ya que esa es la forma de ir adaptando las moléculas nuevas y otras que ya tenemos, a condiciones, dosis, aplicación y también en posicionamiento”.

Agregó que la empresa invierte «un monto muy importante en investigación” y que “el secreto pasa por salir al mercado con una dosis y un posicionamiento que realmente le sirva al productor”.

“Muchas veces nos vienen moléculas del exterior, pero hay que adaptarlas a las condiciones del campo uruguayo, tanto en las dosis como con las mezclas, lo que demanda bastante tiempo, dedicación e inversión”, valoró, e insistió en que «eso es lo fundamental para obtener buenos resultados”.


LA NOTA COMPLETA EN REVISTA VERDE N° 80