Montevideo, 22 de Noviembre 2019

  • °
  • H %
Agricultura

La semilla de soja bajó un 30% frente a la zafra pasada

La siembra de soja “comenzó de manera insipiente”, señaló Marcelo Ferreira, gerente de semillas de Barraca Erro. Estimó que la superficie de soja seria similar a la del año anterior. También señaló que algunas áreas de maíz de primera que no pudieron ser sembradas en la fecha óptima pasarán a soja, “son casos puntuales pero es algo que se ha dado”.

Con respecto al mercado de semillas de soja, Ferreira indicó que el precio disminuyó, en promedio, un 30% frente a la zafra pasada. Recordó que en la zafra 18/19 el costo de la semilla estuvo influenciado por la sequía registrada en la campaña 17/18, que pegó fuerte en la producción de semillas.

Sostuvo que “en dicha campaña, nuestros semilleros rindieron 2/3 por debajo de lo planificado, las condiciones de cosecha no fueron favorables y luego perdimos un 50% de lo almacenado porque la semilla no cumplía con los estándares de calidad que nosotros pretendemos. Además, el productor tampoco pudo guardar semillas, entonces para responder a la demanda se tuvo que importar desde Paraguay, Brasil y el norte de Argentina, porque Entre Ríos tuvo la misma sequía que nosotros, todo eso impacto en los costos”.

Ferreira dijo que en la última zafra la producción fue muy buena, “los semilleros tuvieron una productividad muy alta, la presión sanitaria de semilla fue mucho menor, los costos fueron más bajos que en la zafra previa y además, se suma que el precio del grano en la última zafra fue menor al que hubo en la zafra 17/18, todo eso es lo que está marcando el precio de la zafra actual”.

Agregó que la empresa luego de la zafra golpeada por la sequía, “ha concentrado los semilleros en chacras bajo riego se han dispersado los ambientes de producción, se han hecho inversiones en la planta para mejorar los procesos y también estamos lanzando una nueva modalidad de venta, número de semillas por big bag, que sale de la planta de semillas de Erro al cajón de la sembradora del productor”.

Sobre esa modalidad dijo que se busca una baja de costos por hectárea, pero sobre todo una simplicidad operativa y logística.  “En nuestro caso el big bag viene con 4 millones de semillas; tenemos una recomendación sobre la población de cada variedad, y en base a esa recomendación, se determina la cantidad de hectáreas que se puede sembrar con un big bag”.

Indicó que de esa manera “se simplifica la cuenta y evitamos las discusiones sobre el peso y reducimos los costos por hectárea en un 15%”. Para el caso de una variedad RR1, con una tecnología de plantadoras o siembra de precisión, que son las que capitalizan este beneficio, el costo de semilla por hectárea se ubica entre US$ 45 y US$ 55.

Además, Ferreira describió las características de las variedades que fueron presentadas para la presente zafra y la linea de trabajo que siguen desarrollando en el país Erro y Don Mario, que se sustenta en el trabajo de I+D.

Escuche la entrevista completa a Marcelo Ferreira.