Montevideo, 6 de Julio 2020

  • °
  • H %
Ganadería

Australia prevé fuerte demanda de carne para los próximos años

23 mayo, 2020

23-05-2020 | El director de la MLA destacó que tras el Covid-19, los consumidores prefieren cada vez más los productos que identifican como “limpios y verdes”, sobre todo en China.

La opinión de los consumidores, bajo el desafío de la amenaza del coronavirus Covid-19, “está gravitando más fuertemente hacia productos que identifican como limpios y verdes”, destacó el director y gerente de Meat & Livestock Australia (MLA), Jason Strong. Durante una entrevista con Beefcentral, agregó que “estamos viendo información increíblemente positiva sobre la percepción del producto australiano en el mercado internacional”.

Señaló que, “si bien aún se encuentra en sus primeras etapas, vemos datos de consumidores que lo respaldan con mucha fuerza, particularmente en China. Creemos que eso será muy positivo en los próximos meses para la carne vacuna y ovina de Australia”.

El ejecutivo opinó que en “los próximos tres a cinco años la carne vacuna australiana tendrá la oportunidad de fortalecer a nuestra industria y a las cadenas de suministro, pero debemos alinearnos para abastecer esta demanda global”.

Destacó que la demanda mundial de proteínas sigue aumentando cada año. “Necesitamos encontrar a los clientes con mayor poder adquisitivo, que aprecian las cualidades de la carne vacuna y el cordero de Australia, y ponernos delante de ellos”, planteó.

Dijo que el déficit masivo que existe en la producción mundial de proteínas, influenciado en gran medida por el brote de fiebre porcina africana el año pasado en China y otros países, continuaría impulsando al sector ganadero de Australia.

Desde el lado de la oferta, Australia ha tenido su evento de lluvia más significativo en décadas, y se comenzará a impulsar la reconstrucción del stock ganadero.

Hace veinte años, “la carne australiana no tenía una cadena de suministro como la actual. Hoy es muy sofisticada, mejor conectada, más eficiente y con animales más pesados, producto del papel que han jugado los corrales de engorde”, dijo el director y gerente de la MLA. Esto “permite acelerar los procesos y responder colectivamente a la demanda global”, agregó.

¿Cambiarán los hábitos de consumo?

Dijo que no cree que se produzca un cambio revolucionario en las costumbres de los consumidores luego de la pandemia, que “no pasarán a consumir únicamente alimentos hechos en casa y a realizar compras de forma virtual”.

Strong opinó que “esas cosas suceden progresivamente. Puede haber un aumento de las compras en línea, pero es probable que después de un largo período en que los consumidores solo comieron en sus casas, haya una gran respuesta en los restaurantes”.

Sostuvo que “todos estos cambios sociales fueron forzados, no es que los consumidores de repente decidieron que ya no querían comer afuera. Por más que la mayoría de la gente disfrute sentarse a comer en casa, con su familia, cuando todo esto aclare, lo primero que querrán hacer es algo distinto, salir a comer”.

Pero también planteó que es probable que “más consumidores se familiaricen con canales alternativos de compras, como comprar carne fresca en línea en lugar de ir al supermercado. Eso funcionará bien en los segmentos en que la entrega a domicilio en línea sea eficiente. Si eso ocurre, un porcentaje de la población puede estar preparada para usarlo”.


NOTA DE REVISTA VERDE N° 85