Montevideo, 19 de Junio 2019

  • °
  • H %
Ganadería

Angus mostró las bondades del país más ganadero del mundo

Visitantes extranjeros, de 21 países, se fueron de Uruguay admirados con la calidad genética y las características de la producción ganadera «en la última gran estancia»

Estamos muy contentos de haberle mostrado al mundo lo que nos habíamos propuesto», dijo a VERDE el presidente de la Sociedad de Criadores de Angus del Uruguay (SCAU), Alvaro Díaz Nadal, tras la realización del Secretariado Mundial Angus 2019.

La actividad se llevó a cabo entre 18 y el 29 de marzo y allí se presentó a Uruguay como «la última gran estancia». El encuentro convocó a criadores de 21 países. «La mayoría desconocía a Uruguay o solo conocía por el fútbol. Ya los países que son competencia en el mercado de la carne sabían que Uruguay no era solo un milagro en el futbol, porque también produce carne de calidad», señaló el presidente de la SCAU.

«Somos un país milagroso, porque con este tamaño jugamos en las grandes ligas y estamos entre el sexto y el octavo mayor exportador de carne bovina de calidad a nivel mundial. Uruguay es un país que tiene habilitados todos los mercados del mundo, que produce sin hormonas y sin subsidios, además tiene el mayor consumo de carne per cápita del mundo, son cuatro vacas por habitante y una industria frigorífica de increíble capacidad de faena y calidad», subrayó Díaz Nadal.

Sostuvo que estas cosas que distinguen al país llamaron la atención de los extranjeros. «Tuvimos la suerte de que todo nos saliera como habíamos pensado. El clima nos ayudó, y a la gente que vino le rompimos los ojos con cosas buenas, les demostramos el verdadero potencial del país», afirmó.

«Nos presentamos como el país más dependiente de la ganadería. Nueva Zelanda es muy importante en ganado lechero, pero en ganado de carne no hay un país que incida tanto en la generación de divisas genuinas para su economía como Uruguay. Nos propusimos eso y conseguimos mostrarlo. La gente que vino se fue feliz», aseguró el criador.

Consideró que a partir del Secretariado Mundial Angus se abrieron muchas puertas para la genética uruguaya en el exterior. «Muchos extranjeros se fueron entusiasmados. Criadores de Irlanda, Canadá, República Checa, Hungría preguntaban cómo hacer para llevarse embriones de Uruguay. Cumplimos con nuestra parte, ahora hay que resolver los protocolos entre países y temas sanitarios, las trabas no arancelarias que ponen algunos países», dijo.

Esos criadores se fueron con una idea clara del trabajo genético que se realiza en Uruguay y, si quieren importar genética, tendrán que solicitar en sus países que se inicien las gestiones para inspeccionar y habilitar el ingreso de genética uruguaya. «Si eso ocurre, estoy seguro de que se van a concretar negocios», afirmó.

«Las repercusiones han sido muy buenas, a nivel de productores, de prensa, de cabañas. En la gira visitamos cabañas y estancias, porque no solo fuimos a ver animales de pedigrí, que ya  los veríamos la semana siguiente en la exposición. La idea era ver ganado en el campo, las vacas comiendo pasto, campo natural y con un ternero al pie. Mostrarles a los visitantes lo que es difícil de ver en el mundo, ya que en la mayoría de los lugares la ganadería no funciona como en Uruguay», remarcó.

«Estamos compitiendo con una raza a nivel de campo, vendiendo carne natural. Esta es la verdadera carne que quiere consumir el mundo, lo que me parece fantástico», opinó.


Lee la nota completa en Revista Verde N° 77