Montevideo, 20 de Octubre 2019

  • °
  • H %
Actualidad

Alfonso Capurro: “Uruguay no tiene tiempo de dar señales de reordenamiento fiscal”

El economista senior manager de CPA Ferrere, Alfonso Capurro, destacó el impacto que tendrá la nueva planta de UPM en una economía estancada, pero fue cauto en relación a que esa noticia pueda traccionar al resto de la inversión en otros sectores de actividad.

Asimismo, en esta entrevista con VERDE argumentó por qué ve poco viable que la próxima administración de gobierno pueda implementar un ajuste fiscal sin subir impuestos. También consideró imprescindible avanzar en una agenda de crecimiento que contemple los problemas de costos y competitividad que afectan a varias cadenas del agro, así como una reforma integral del sistema de seguridad social.

¿Cómo recibe la economía uruguaya las noticias del acuerdo comercial del Mercosur con la Unión Europea y la confirmación de la segunda planta de UPM?

No es suficiente, pero son buenas noticias. Desde hace algún tiempo las noticias eran todas malas y eso empeoraba las perspectivas, aunque es claro que a nivel mundial y regional el escenario presenta turbulencias importantes. El acuerdo con la Unión Europea es una buena noticia, que nos pone en una buena perspectiva para el largo plazo.

Y mientras tanto…

Y mientras tanto es cierto que algunos eventos internacionales han apuntalado los precios de la carne. Si uno mira sectores ganadores y perdedores en el último año de la economía uruguaya, la carne y sobre todo los productores, han tenido buenas noticias y recompusieron un poco sus márgenes. Tal vez la parte industrial todavía tiene algunos desafíos porque no ha logrado rentabilizar del todo este buen momento.

¿Qué otros sectores se pueden poner en esa fila de ganadores?

Diría que pocos, y eso es parte del problema. Por eso, noticias como las de UPM o el acuerdo con la Unión Europea son buenas para la macroeconomía y algunos sectores, pero no alcanzan. Seguramente el sector forestal –que ya venía creciendo en los últimos años–, refuerce su cadena con esta inversión de UPM, porque  ese rubro tendrá buenas perspectivas para los próximos años.

¿Qué le aporta esta inversión de UPM a Uruguay más allá de todo lo anunciado?

Es una noticia desde el punto de vista macro. Desde el punto de vista de las inversiones para el resto de los sectores, no creo que esto sea suficiente. Los inversores están atentos, miran las novedades, y quizás esta noticia pueda reforzar su confianza. Pero quienes deciden invertir, en general, no lo hacen porque otro invirtió, sino porque tienen un negocio por delante. Tal vez sí puedan haber algunos negocios interesantes como el forestal, pero creemos que parte de los problemas que tiene Uruguay, que se manifestaron en un estancamiento de la actividad y en la caída de la productividad, el empleo y la inversión –entre otras cosas–, ocurren porque los márgenes se han ido comprimiendo y las rentabilidades no son atractivas como hace unos años atrás, cuando justificaban inversiones importantes. Entre 2012 y 2014 Uruguay alcanzó la tasa de inversión más alta de su historia. Es cierto que hubo grandes proyectos que impulsaron eso, como la construcción de Montes del Plata o los parques eólicos, pero además de eso había una corriente de inversión en los distintos sectores de actividad, como el comercio y el turismo, tanto en Montevideo como en el interior. Eso se ha ido retrayendo, hoy la tasa de inversión está más cerca del 15%, y es bastante parecida a la que teníamos en el año 2005, antes del último boom económico. Y eso seguramente tenga que ver con que los márgenes no son tan atractivos para que venga ese flujo de inversión. Por lo cual, la decisión de UPM es una buena noticia, pero no creemos que dispare un gran ciclo de inversión como el anterior.


LEE LA NOTA COMPLETA EN REVISTA VERDE N° 79