Montevideo, 22 de Octubre 2019

  • °
  • H %
Agricultura

La soja estable

Los futuros de soja finalizaron a la par del cierre de ayer, sobre los 348 U$S/tn. Por un lado, ventas técnicas y el reporte semanal de cultivos del USDA del día lunes, ejercieron presión sobre los valores de la oleaginosa. Concretamente, el informe del USDA despejó las dudas sobre las precipitaciones y el clima húmedo de la semana pasada, al mostrar el avance de implantación por encima de lo esperado por el mercado. Así, el mercado destaca la rapidez con que los agricultores pudieron completar sus plantaciones, aprovechando al máximo sus máquinas, incluso en un corto período de tiempo que tuvieron.

En contraposición, el clima húmedo y los pronósticos de precipitaciones en los próximos días, sobre gran parte del Medio Oeste de EE.UU., podrían frenar las labores de implantación. Por otra parte, a media mañana de ayer, el USDA reportó ventas privadas desde EE.UU. por 126.000 tn., hacia un destino que no declaró. El sector exportador de EE.UU. se mostró activo, el cual compite con la mercadería originada en Brasil.

Por su parte, el maíz cerró la sesión del miércoles con ligeras ganancias, donde los contratos con entrega Jul-17 se ubicaron por encima de los 146 U$S/tn. Las preocupaciones sobre los pronósticos de precipitaciones en el Medio Oeste de EE.UU, operaron como soporte de los precios. En detalle, las precipitaciones podrían estancar la siembra del maíz tardío, y complicar la situación hídrica en el corazón productivo norteamericano.

Por último, los contratos de trigo finalizaron la rueda con leves ganancias, donde la primera posición cerró próxima a 159 U$S/tn. Compras técnicas y de cobertura dadas las recientes bajas, ejercieron sostén sobre los valores del cereal. Sumado a ello, el cereal recibió apoyo por las excesivas precipitaciones en la región Sur de las Planicies y el Medio Oeste de EE.UU., que amenazan los rendimientos del trigo de invierno y la calidad del grano. Sin embargo, las mejores condiciones de los cultivos en EE.UU., y la abultada oferta global, limitaron mayores ganancias en la jornada.

CIERRE DEL MARTES 23/05

Los contratos de soja finalizaron la sesión con pérdidas cercanas 3 U$S/tn., presionados por el reporte semanal de cultivos del Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA, por sus siglas en inglés), que indicó que los productores norteamericanos llevan implantado el 53% del área intencionada, resultando ligeramente por encima del 52%, que es el promedio de los últimos 5 años y de lo que esperaban los analistas.

Por su parte, el mercado de maíz finalizó a la baja, posicionándose los contratos con entrega más próxima sobre los 145 U$S/tn. El cereal se vio presionado por señales de rápido avance de parte de los agricultores norteamericanos, que a pesar de las lluvias, mostraron un interesante progreso semanal. En detalle, el informe semanal del USDA sobre el avance de las tareas, indicó que la siembra de maíz habría alcanzado el 84% del área intencionada, mientras los analistas esperaban en promedio un 85%.

Sin embargo, el mercado ponderó la confirmación de que el cereal no mostró retrasos, dado la excesiva humedad y las precipitaciones registradas en la última semana, sobre el corazón productor de EE.UU. Al igual a lo ocurrido en la soja, los analistas destacaron la ligereza y la capacidad de aprovechar al máximo la maquinaria por parte de los productores, en el poco tiempo que el clima les brindó.

Por último, los contratos de trigo cerraron la jornada en terreno negativo, presionados por el reporte de cultivos del USDA. Contrario a los registros y a lo esperado por los analistas, el cereal en EE.UU. se desarrolla positivamente. En concreto, el USDA incrementó en 1% la calificación de buena+excelente del trigo de invierno en EE.UU., mientras que los analistas esperaban que el organismo ajuste a la baja en 1%. Se destaca, que el mercado se maneja con cautela, porque el informe no otorga datos certeros sobre los rindes.

En tanto, los productores lograron sembrar el 90% del área intencionada de la variedad de primavera, superando al promedio de los últimos 5 años que es del 84%. Pese a la mejora en la condición del cultivo y el avance sobre de las labores, el mercado se muestra atento a la evolución de los lotes, debido a que en los campos saturados en el Sur de las Planicies, podría haber daños en los rindes.

Fuente: Grimaldi Grassi