Montevideo, 8 de Julio 2020

  • °
  • H %
Agricultura

NK Semillas hizo la presentación de su propuesta para el cultivo de maíz

9 abril, 2020

Los Punto NK son actividades de la compañía en Argentina y Uruguay, que buscan acercar a los productores su genética y biotecnología, con medidas de manejo.

Con el objetivo de mostrar a los productores el germoplasma, la biotecnología y el servicio NK en el mercado local, se realizó el primer Punto NK Maíz en Uruguay. La actividad se llevó a cabo en el campo experimental Los Nietitos, ubicado cerca de de la ciudad de Mercedes, en Soriano.

En esa actividad, realizada a cielo abierto, el responsable técnico y comercial de NK Semillas en Uruguay, Federico Laluz, comentó a VERDE que dentro del portafolio de maíz que ofrece la compañía, a través de su distribuidor Yalfín, se destacan especialmente los dos nuevos híbridos que se lanzaron comercialmente en esta zafra: SYN979 Viptera3 y SYN897 Viptera3.

Se trata de materiales posicionados para siembras tempranas y que son superadores en potencial de rendimiento respecto a otras alternativas de la compañía.

“Creemos que esta instancia es una buena oportunidad para que los productores puedan ver estos productos en el campo, y no solamente estén limitados a ver los números del desempeño de estos híbridos en los papeles”, comentó el responsable técnico y comercial de NK Semillas.

Señaló que, “a pesar del año dispar en el registro de precipitaciones en las diferentes zonas”, existe a nivel general entre los productores que sembraron dichos híbridos, “satisfacción por el comportamiento que vienen mostrando”.

Por su parte, el gerente de Marketing de NK Semillas, Francisco Pérez Brea, afirmó durante el encuentro que NK Semillas es la evolución de Syngenta Semillas. “Además de ser un retorno muy importante, porque los productores tienen clara la historia de NK Semillas en la agricultura”, indicó.

Destacó que en la actualidad se está reforzando la inversión en genética para los cultivos de maíz, soja y girasol. Y además, que la compañía está agregando manejo y servicios para llegar a la etapa comercial con una propuesta que acompañe la demanda del sector productivo.

En ese sentido, se mostraron ensayos de densidad de siembra adecuados a cada necesidad de los productores, partiendo de las características del lote donde siembra. “Allí se elige el hibrido adecuado, con su densidad óptima”, explicó.

Pérez Brea indicó que “en Uruguay las chacras son muy quebradas, el potencial de la loma, la media loma y el bajo no es el mismo, y entonces, para maximizar rindes tampoco será igual la densidad a utilizar”.

También se mostró el comportamiento de tecnología Viptera 3, “que es líder en Uruguay, por lo que aporta en el control de cogollera y lagarta de la espiga”, indicó.

Agregó que la amplia red de ensayos que tiene NK Semillas es lo que permite darle soporte a la recomendación de manejo que se presenta. Dicha red se extiende por Argentina y Uruguay, donde se utilizan híbridos templados, los ensayos tienen diferentes fechas de siembra, distintas densidades y en lotes con potencial productivo distinto.

Diego Agueci, técnico del área de desarrollo de semillas de Syngenta, destacó el valor de la información obtenida en esa red de ensayos, que comprende unas 250 localidades, “cifra que se ha cuadruplicado en los últimos tres años”, destacó.

Señaló que “hay dos materiales nuevos en el portafolio de la empresa. Uno es el SYN979 Viptera3, que tiene un ciclo completo con altísimo potencial de rendimiento posicionado para ambientes de alta productividad en secano y/o bajo riego; y la otra novedad es el SYN897 Viptera3, un ciclo intermedio, algo más corto que SYN979 Viptera3, con muy buen potencial de rinde, al que posicionamos para ambientes de media y alta productividad”.

Agregó que tanto SYN860 como SYN840 cuentan con la tecnología Viptera 3. “Son los híbridos apropiados para la siembra de maíces tardíos o de segunda, que además de contar con el control de insectos suman características agronómicas importantes, dado que el cultivo se mantiene en pie por más que la cosecha se estire; y también cuentan con excelente sanidad, tanto en roya como en tizón”.

El maíz gana protagonismo en Uruguay

Los híbridos de maíz de NK Semillas en Uruguay son comercializados por Yalfin. En la jornada de campo realizada por NK Semillas, el director de Yalfin, Eduardo Davies, valoró el crecimiento del maíz en las diferentes zonas productivas del Uruguay.

“Es muy positivo tener más maíz en la agricultura uruguaya, porque el sistema suma diversificación y sustentabilidad. Con agua es un negocio sumamente interesante. Este año en el norte hubo más lluvias y los resultados productivos son buenos, y en partes del sur las lluvias escasearon en momentos claves, y vemos cosechas de primera con menos kilos, aunque hay datos que vienen sorprendiendo para bien”, señaló Davies.

Indicó que “se observa la evolución en el manejo y el avance genético y biotecnológico. Cuando termine la cosecha se analizarán los resultados, esperamos que el precio acompañe”.

También consideró que al incrementarse el área, crece también la siembra de segunda. En esa línea, indicó que después del 15 de diciembre “hay que sembrar maíz por el soporte productivo-financiero que brinda frente a otras alternativas”.

Estimó el área de maíz para la presente zafra entre 160.000 y 165.000 hectáreas.

El director de Syngenta Semillas para Uruguay, Bolivia y Chile, Juan Macías, destacó la decisión de volver con NK Semillas al mercado semillero. “Eso implica mucha innovación e inversión para satisfacer las necesidades de los productores en los distintos ambientes y lotes”, dijo.

Syngenta se posiciona como “una compañía referente en el mundo semillerista, invirtiendo mucho en germoplasma y biotecnología, así como en recursos para investigación y desarrollo, con el objetivo de tener la mejor cantidad y calidad de gestión de la información. Eso permitirá recomendar mejor sobre la fecha de siembra, espaciamiento, densidad y fertilización”, acotó.

Este año las condiciones climáticas no fueron tan benignas como las del año anterior, “se sintió la seca”, pero entiende que el promedio de rendimiento “será interesante”, auguró Mascias.

En la zafra pasada el rinde promedio del cultivo de maíz en Uruguay marcó el récord de 7.608 kilos por hectárea, debido a las abundantes lluvias registradas en la temporada estival.


Nota de Revista verde N° 84